Reserve ahora en nuestros hoteles Campanile

Press the down arrow key to interact with the calendar and select a date. Press the question mark key to get the keyboard shortcuts for changing dates.

Press the down arrow key to interact with the calendar and select a date. Press the question mark key to get the keyboard shortcuts for changing dates.

Añadir un código especial
Aproveche la oportunidad que le brinda el Hotel Campanile Lisboa de acceder fácilmente a los magníficos rincones de la capital de Portugal

Nuestros hoteles

En Lisboa y los alrededores

Descubra nuestros hoteles Campanile con restaurante en Lisboa y disfrute de cómodas habitaciones
Hotels Setubal Campanile

Hoteles Campanile
Setúbal

¿Tiene previsto visitar Setúbal y busca un hotel? Campanile le ofrece habitaciones cómodas y le invita a disfrutar de exclusivos momentos de relax al mejor precio.

Descubra nuestros hoteles

Nuestros hoteles en Lisboa

Disfrute de la comodidad de las habitaciones del Campanile en Lisboa.Según el establecimiento, encontrará aparcamiento privado, salas de reuniones, restaurantes con bufé de autoservicio o platos a la carta, así como actividades de entretenimiento por las noches.
CAMPANILE LISBONNE SUD - Setubal
SETUBAL

Hotel campanile lisbonne sud - setubal

32.5 km Desde el centro de la ciudad
tripadvisor
Reservar

La mezcla de pueblos con diferentes culturas que han pasado por Lisboa durante siglos han forjado la ciudad que es hoy en día: una combinación perfecta de diferentes influencias y estilos que hacen de la capital de Portugal una metrópoli con un encanto desbordante. Los grandes atractivos de la ciudad son, entre otros, sus diferentes y cautivadores barrios: el barrio Alto, el barrio de Belém, El Chiado, la Baixa y La Alfama. Cada uno tiene sus peculiaridades y en ellos encontramos los principales monumentos, edificios, plazas, museos, cafés y comercios de toda la ciudad.

Lisboa tiene además dos puentes que impresionan por sus dimensiones. El primero es el Puente 25 de Abril y el segundo es el Puente Vasco da Gama, inaugurado en 1998 durante la Exposición Universal. El primero ostenta el título de ser el viaducto colgante más largo de Europa, y el segundo, de 17 km de largo, se pierde a la vista por el río Tajo.

No se olvide de disfrutar de la rica gastronomía mediterránea de Portugal, incluidos sus famosos vinos, y de comprar los típicos y sabrosos pasteles de Belém, hechos de crema, para degustarlos mientras recorre Lisboa.

Los atractivos turísticos de Lisboa son múltiples y a cada cual más sorprendente. Los grandes tesoros de la ciudad son la Torre de Belém y el maravilloso Monasterio de los Jerónimos, ambos situados en el Barrio de Belém.

Aunque esté medio en ruinas, el Convento del Carmo, de estilo gótico, también es un lugar mágico. El terremoto que azotó la ciudad en 1755 lo destruyó casi por completo, pero sigue siendo un edificio grandioso convertido en museo situado en el Barrio del Chiado.

Por otro lado, el Castillo de San Jorge es un reflejo de la variedad de culturas que han dejado su huella en Lisboa: lo construyeron los visigodos en el siglo V y desde entonces ha sido remodelado por los diferentes pueblos que conquistaron la ciudad. No olvide tampoco pasar por la catedral de Santa María Maior, de estilo románico, situada muy cerca del castillo. El Museo Nacional de Arqueología, del siglo XIX, y la Plaza del Comercio son otros de los símbolos de la ciudad.

Si le interesan las construcciones más modernas no puede perderse la zona del Parque de las Naciones, que se edificó para la Exposición Universal de 1998 en Lisboa. Allí puede montar en teleférico, visitar el acuario o contemplar una de las obras del famoso arquitecto Santiago Calatrava.

Hay muchas facilidades para llegar a Lisboa desde España. El Aeropuerto de Portela, situado a 7 km de la capital de Portugal, tiene conexiones diarias con las principales ciudades españolas y la mayoría de las veces a precios muy económicos. Para ir desde el aeropuerto hasta el Hotel Campanile Lisboa sólo tiene que coger el autobús, el metro o un taxi.

El coche también es una buena opción para llegar a la capital lusa. Desde España no está muy lejos y el trayecto es agradable porque prácticamente todo es autovía.

En cuanto al tren, se pueden encontrar fácilmente ofertas desde algunas estaciones de España. El trayecto desde Madrid tiene una duración de 10 horas y el precio del billete es muy barato. Pasa lo mismo con el autobús, con un precio y una duración del trayecto parecidos al tren.

Para descubrir Lisboa y desplazarse de un lado a otro el trasporte público –autobús, tranvía, funicular y metro- es la mejor elección.

Enlaces de interés: http://www.visitlisboa.com/Home_ES.aspx?lang=es-ES

http://www.disfrutalisboa.com/