Habitaciones cómodas y bien atendidas

Comodidad, tranquilidad y relajación son nuestras tres normas fundamentales para su habitación de hotel. Desde el primer momento en el que acceda a su habitación de hotel, podrá disfrutar de toda la comodidad que le ofrece Campanile. Para empezar, la ropa de cama de primera calidad y el edredón ultra confortable(1) le ayudarán a tener un verdadero reposo. Además, gracias a un acceso inalámbrico a Internet(1), podrá navegar cuanto y como desee, permitiéndole estar conectado a su oficina o con sus amigos. Y eso no es todo: ¿Le apetece un buen café? ¿Tiene un poco de hambre? La bandeja de cortesía con infusiones, té, café le hará sentirse como en casa… ¡o casi! 

(1) En el 90% de los hoteles